JUNE / JUNIO 2018 JUSTICE TRENDS // 9 5 Even the best rehabilitation regime during their incarceration is of no use if ex-offenders find themselves rejected at home. This is the reason the Yellow Ribbon Project1 promotes a more accepting society, one that is willing to give ex-offenders a second chance to start a new chapter in their lives. “Together with prisoners, ex-offenders and their families, but also crime victims, Prison Service and Probation Service staff, NGOs, CEOs of companies, and many others, we symbolically run away from prejudices. If there are more successfully integrated people back into society there will also be less victims, less unhappy families and children of prisoners. We can show that people can try to be better and with our help they can achieve it”, says Gabriela Slováková, initiator of the project. The Yellow Ribbon Project has already shown positive results. In 2017 the project‘s partners created 296 jobs for prisoners and 96 jobs for ex- offenders. The 2018 edition was attended by almost 600 runners. This is a record number of people supporting a second chance. To compare it, the first edition in 2016 was attended by only 32 people. “I hope the Yellow Ribbon Project will grow bigger – for us, organizers, it will be a good sign that more and more people understand the necessity of helping others. And this really matters”, adds Gabriela Slováková. // Learn more about the project, the 2019 edition and connect with us: Incluso el mejor régimen de rehabilitación durante su encarcelamiento no sirve de nada si los expresidiarios son rechazados en sus hogares. Esta es la razón por la que el Proyecto LazoAmarillo1 promueve una sociedad más tolerante, una que esté dispuesta a darle a los expresidiarios una segunda oportunidad para comenzar un nuevo capítulo en sus vidas. “De manera conjunta con los presos, los expresidiarios y sus familias, así como con las víctimas de delitos, el personal del Servicio de Prisiones y Libertad Condicional, las ONG, los directores generales de empresas y muchos otros, huimos simbólicamente de los prejuicios. Si hay más personas reintegradas a la sociedad de forma exitosa, también habrá menos víctimas, menos familias e hijos de presos infelices. Podemos demostrar que la gente puede tratar de ser mejor y, con nuestra ayuda, pueden lograrlo”, dice Gabriela Slováková, iniciadora del proyecto. El Proyecto Lazo Amarillo ya ha dado resultados positivos. En 2017, los socios del proyecto crearon 296 puestos de trabajo para presos y 96 para expresidiarios. La edición de 2018 contó con la presencia de casi 600 corredores. Este es un número récord de personas que apoyan una segunda oportunidad. Para comparar, la primera edición de 2016 contó con la participación de solo 32 personas. “Espero que el Proyecto Lazo Amarillo crezca; para nosotros, los organizadores, esto será una buena señal de que cada vez más personas entienden la necesidad de ayudar a los demás.Yesto es verdaderamente importante”, añade Gabriela Slováková. // Conozca más sobre el proyecto y la edición 2019 y conéctese con nosotros: www.yellowribbon.cz www.yellowribbon.cz @yellowribbonrun @yellowribbonrun 1 Para llevar a cabo esta idea, en la República Checa algunas organizaciones se unieron en 2016 y fundaron la plataforma para el YELLOW RIBBON RUN, que incluye: Servicio de Prisiones, Servicio de Libertad Condicional y Mediación, RUBIKON Center y RunCzech. 1 In order to realise this idea in Czech Republic, a few organizations connected in 2016 and founded the platform for the YELLOW RIBBON RUN which includes: Prison Service, Probation and Mediation Service, RUBIKON Center and RunCzech. Offender rehabilitation Offender learning Programmes Prison work and industries Mentoring Volunteers’ management COMMUNITY INVOLVEMENT / PARTICIPACIÓN DE LA COMUNIDAD