1 0   JUSTICE TRENDS // JANUARY / ENERO 2019 Currently, the system has fewer pre-trial detainees (we went from 30% to 16%), which is an advantage and facilitates life inside prisons, but these must offer better infrastructural conditions. Thus, based on the analysis made in that Report, it was concluded that eight penal establishments should be closed, while we decided to open five new ones. The Plan implementation has resulted in a significant reduction in the prison population in the Lisbon Penitentiary Establishment (EPL), one of the most questioned institutions and suffering from serious problems especially on the lower floors (the ground floors). The EPLhad a population of more than 1,000 inmates and at the moment it is home to about 800; in addition, we managed to release the ground floors, which were identified by the Committee of the Council of Europe for the Prevention of Torture as an area with very poor habitability conditions. The goal is to close EPL, while advancing with the construction of modules in some establishments in the Lisbon area, by increasing the capacity and facilitating the process of vacating the EPL. The EPL is one of our priorities. Also, a priority is the Tagus south bank, especially Setúbal, where the prison establishment has very bad conditions. With the construction of the infrastructure itself, we began with Ponta Delgada (Azores) and the establishment of the southern margin of the capital. At the moment, in Ponta Delgada, the first phase of the construction process has already begun, and in the south bank of the Tagus, the location and the business model have already been established, and the base project is being developed. At the same time, we increased the accommodation capacity in some other establishments and improved the conditions of contact with the families in several others. At the level of social reintegration, we have strengthened human resources, both for graduate technicians and professional ones, and we have introduced new and more targeted programmes for certain categories of convicts (including for perpetrators of domestic violence and arson crimes). línea de Sintra (tres establecimientos) que se va a ver reforzada y la orilla sur de Lisboa que necesita de una redimensión con la construcción de una prisión de tamaño medio. En los Distritos como Braga, Aveiro y Faro es imprescindible tener nuevas estructuras, más grandes y más adecuadas. En este momento, el sistema tiene menos preventivos (pasamos del 30% al 16%), lo que es una ventaja y facilita la vida dentro de los establecimientos, pero estos deben ofrecer mejores condiciones infraestructurales. Así, del análisis efectuado en ese Informe, se concluyó que ocho establecimientos penales debían cerrarse y que deberían construirse cinco nuevos. De la ejecución del Plan resultó una reducción significativa de la población carcelaria en el Establecimiento Penitenciario de Lisboa (EPL), una de las instituciones más cuestionadas y que tiene de problemas graves, especialmente en las plantas inferiores (denominadas los bajos). El EPL tenía una población de más de mil reclusos y en este momento acoge unos 800; además, conseguimos liberar los bajos, cuyas condiciones de habitabilidad fueron declaradas muy deficientes por el Comité Europeo para la Prevención de la Tortura. El objetivo es cerrar el EPL al mismo tiempo que avanzamos con la construcción de módulos en algunos establecimientos del área de Lisboa, aumentando la capacidad y facilitando el proceso de desocupación del EPL. El EPL es una de nuestras prioridades. Constituye también prioridad la zona sur del Tajo, en particular Setúbal, cuya cárcel tiene muy malas condiciones. Con la construcción de infraestructura propiamente dicha, empezamos por Ponta Delgada (Azores) y por el establecimiento de la ribera sur de la capital. En este momento, en Ponta Delgada ya ha empezado la primera fase del proceso de construcción y ya se ha definido la ubicación y el modelo de negocio en la margen sur del Tajo, además está en curso la elaboración del proyecto base. En paralelo, aumentamos la capacidad de alojamiento en algunos establecimientos y mejoramos las condiciones de contacto con las familias en muchos otros. En el nivel de la reinserción, hemos reforzado los recursos humanos, tanto en lo que se refiere a técnicos superiores como a técnicos profesionales, y hemos introducido programas nuevos y más orientados a determinadas categorías de condenados (en particular a los autores de incendios y a los condenados por violencia doméstica). Data as of December 31, 2018 (interim) / Datos al 31 de diciembre de 2018 (provisionales) Portugal