7 0   JUSTICE TRENDS // JANUARY / ENERO 2019 de información entre los diferentes profesionales que trabajan en los servicios y los tribunales juveniles. Además, a través de este sistema de información podemos obtener datos que luego se procesan de forma anónima a través de una aplicación específica de inteligencia empresarial para el análisis estadístico y la construcción de «paneles de información» del sistema CIS – tableros de información estadística (interactivos) – a disposición de la administración central y de todos los servicios juveniles. JT: Actualmente, el fenómeno de la radicalización violenta es un tema apremiante, ya que ocurre no solo en las cárceles sino también en el contexto de las sentencias comunitarias. ¿Cuál es el enfoque de su departamento ante el fenómeno de la radicalización y el extremismo violento? GT: La administración presta una atención constante a la cuestión de la radicalización y el extremismo violento. Además, cooperamos con el Departamento de Administración Penitenciaria, a través de la implementación del proyecto europeo RASMORAD P&P, sobre la prevención de la radicalización violenta en las prisiones y en el marco de la libertad condicional. Las actividades de prevención de la radicalización y el extremismo violento en los servicios penitenciarios y en la libertad vigilada se llevan a cabo en colaboración directa con el Comité de Análisis Estratégico de la Lucha contra el Terrorismo. Esto es a nivel nacional, como foro permanente entre la policía judicial y los servicios de inteligencia y como instrumento para evaluar la información sobre la amenaza terrorista nacional e internacional. Mi departamento también publicó directrices destinadas a destacar tareas de prevención y, en 2017, proporcionó directrices operacionales sobre el tema. Los servicios descentralizados están llamados a colaborar en la observación de las personas potencialmente en riesgo, proporcionando una actualización constante y utilizando las indicaciones dadas en las reuniones de formación institucional, como el proyecto europeo TRAin Training - Transferencia de enfoques de radicalización en el entrenamiento, del Programa da Justicia, que prevé la formación del personal en el conocimiento y la aplicación de las herramientas de evaluación del riesgo de radicalización. JT: Durante casi 27 años usted ha trabajado en tribunales de menores (como fiscal, jueza y luego presidenta). ¿Cómo influye esa amplia experiencia en su trabajo en el presente? GT: He estado en el Poder Judicial durante casi 35 años y, de alguna manera, la posición que actualmente tengo cierra el círculo. Mi primer trabajo, cuando era muy joven, como jueza de vigilancia de adultos, centró mi atención en el delicado y complejo mundo de la ejecución de sentencias. El paso a la justicia de menores, trabajando en los ámbitos de la delincuencia juvenil y en el sector civil (en el ámbito de los derechos que en varios aspectos se niegan a los niños) representó un reto fascinante e importante que me ha llevado a reflexionar, también a la luz de nuestra Constitución, sobre el significado más profundo de las penas. Ejercí de fiscal de menores, jueza de menores y presidí un tribunal de menores, lo que me permitió entrar en contacto con todos los contextos locales conociendo sus peculiaridades. Mi compromiso actual no se limita al perfil procesal, sino a la identificación de las soluciones más apropiadas para asegurar la eficacia de la sanción, la protección de la sociedad y la recuperación/rehabilitación concreta del delincuente, incluso mediante la difusión de las mejores prácticas y la participación de la comunidad en los programas de inclusión de delincuentes. Estoy cada vez más convencida de que solo a través de proyectos integrados, personalizados y ampliamente compartidos, es posible desarrollar procesos de rehabilitación bien sucedidos y reducir la reincidencia. // Terrorism Analysis, at national level, as a permanent forum between the judicial police and intelligence services and as an instrument for assessing information on the domestic and international terrorist threat. My Department also issued guidelines aimed at highlighting prevention tasks and, in 2017, provided operational directives on the topic. Decentralised services are called to collaborate in the observation of those potentially at risk, providing constant updating and using indications given at institutional training meetings, such as the European project TRAin Training - Transfer Radicalisation Approaches in Training, under the Justice Programme, which provides for the training of personnel on the knowledge and application of radicalisation risk assessment tools. JT: For almost 27 years you have worked in juvenile courts (as a prosecutor, judge and then president). How does that extensive experience influence your job in the present? GT: I have been in the Judiciary for almost 35 years, and, in some way, the position I currently hold represents a round off. My first job, when I was very young, as supervisory judge for adults focused my attention on the delicate and complex world of the sentences’ enforcement. The changeover to juvenile justice, working in the areas of juvenile criminal deviance and in the civil sector – in the area of the rights in several respects denied to children – represented a fascinating and major challenge which has led me to reflect, also in the light of our Constitution, on the deepest meaning of the penalty. I carried out the functions of juvenile public prosecutor, juvenile judge and I chaired a juvenile court, which allowed me to come into contact with all the local contexts getting to know their peculiarities. My current commitment is not limited to the procedural profile but to the identification of the most appropriate solutions to ensure the effectiveness of the sanction, the protection of society and the concrete recovery/ rehabilitation of the offender even through the spreading of best practices and involvement of the community in the offender inclusion programmes. I am more and more convinced that only through integrated, tailored and widely-shared projects, it is possible to develop successful rehabilitation processes and reduce recidivism. // Juvenile ANd Community justice Justicia Juvenil y Comunitaria Gemma Tuccilo is the Head of the Department of Juvenile and Community Justice of the Italian Ministry of Justice. She has been a Magistrate for nearly 35 years and almost all her career has been linked to juvenile justice. Between 2010 and 2015 she has been the President of Potenza’s juvenile court and in Naples she held the positions of Judge (1997-2010) and Deputy Prosecutor of the Republic (1988-1997). She has a Law Degree from the University Federico II of Naples. Gemma Tuccilo es la Jefa del Departamento de Justicia Juvenil y Comunitaria en el Ministerio de Justicia Italiano. Es Magistrada hace casi 35 años y su carrera hasta fecha se ha desarrollado en el sector de justicia de menores. Entre 2010 y 2015 fue presidente del Tribunal de Menores de Potenza; en el Tribunal de Menores de Nápoles ocupó los cargos de Juez (1997-2010) y de Fiscal Adjunta de la República (1988-1997). Es Licenciada en Derecho por la Universidad Federico II de Nápoles.