1 6 6   JUSTICE TRENDS //  J U N E / J U N I O 2 0 1 7 J U N E / J U N I O 2017 JUSTICE TRENDS //  1 6 7 LATIN AMERICA / AMERICA LATINA Abogado, especializado en Derecho Penal, Emiliano Blanco es el director nacional del Servicio Penitenciario Federal de Argentina desde 2014 y también tiene a cargo el Instituto de Criminología. Lawyer, specialized in Penal Law, Emiliano Blanco has been the national director of the Federal Penitentiary Service of Argentine since 2014 and he is also in charge of the Criminology Institute. Prison population total (including pre-trial detainees / remand prisoners) Total de la población carcelaria (incluidos los detenidos en prisión preventiva / reclusos) Prison population rate (per 100,000 of national population) Índice de población carcelaria (por 100.000 de la población nacional) Pre-trial detainees / remand prisoners (percentage of prison population) Detenidos en prisión preventiva / reclusos (porcentaje de la población carcelaria) 72 693 Argentina: overview of the prison system panorama del sistema penitenciario 167 50,1% 285 Number of establishments / institutions Número de establecimientos / instituciones Capacity of prison system Capacidad del sistema penitenciario Occupancy level (based on capacity) Nivel de ocupación (basado en la capacidad) 99% 73 427 Prison population total (including pre-trial detainees / remand prisoners) Total de la población carcelaria (incluidos los detenidos en prisión preventiva / reclusos) Prison population rate (per 100,000 of national population) Índice de población carcelaria (por 100.000 de la población nacional) Pre-trial detainees / remand prisoners (percentage of prison population) Detenidos en prisión preventiva / reclusos (porcentaje de la población carcelaria) 11 292 Argentina: Federal Penitentiary Service Servicio Penitenciario Federal 26 60,02% 44 Number of establishments / institutions Número de establecimientos / instituciones Capacity of prison system Capacidad del sistema penitenciario Occupancy level (based on capacity) Nivel de ocupación (basado en la capacidad) 100,28% 11 260 LATIN AMERICA / AMERICA LATINA altísima. Bueno, entonces tenemos que tomar las decisiones más eficientes y efectivas. Me parece que no se puede trabajar de otra manera. Eso es, desde el punto de vista global, cómo adoptamos un marco de criminología aplicada. Puntualmente, hemos trabajado con distintos sistemas como el de Canadá y sobre todo el de Inglaterra. Del modelo inglés lo que mayor interés siempre ha generado fueron los sistemas de clasificación y de gestión; ahora en Inglaterra están avanzando en ciertas reformas. Específicamente, también estamos trabajando con Inglaterra sobre lineamentos de anticorrupción. También estamos intercambiando experiencias con respecto a investigaciones de desempeño moral y recibiendo colaboración para medir cuál es el verdadero desempeño moral y, a partir de eso, generar políticas efectivas de reducción de violencia y mejorar el trabajo del día a día del personal. Lo fundamental es tomar las mejores prácticas de aquellos sistemas con una trayectoria exitosa y evidencia empírica que los respaldan y aplicarlas en nuestro sistema considerando las características locales. Esto es, aplicar las soluciones para las administraciones penitenciarias pero adaptarlas a la cultura latinoamericana y argentina, lo cual se logra mediante la investigación. “Cada vez son más las jurisdicciones que consultan sobre el funcionamiento de la pulsera electrónica… En Argentina empieza a ser una herramienta interesante que el Poder Judicial está empezando a ver con buenos ojos.” Eso también es aplicable al propio diseño de establecimientos carcelarios. Uno de los problemas aquí en Argentina es que los dos últimos grandes complejos carcelarios construidos han estado basados en los modelos norteamericano y español. Sin embargo, la gestión en dichos establecimientos debe contemplar las particularidades del sistema local, y la infraestructura con que contamos genera algunas dificultades para ello. Nosotros, por ejemplo, tenemos muchísimas visitas y de contacto. Todos los internos tienen amigos, familiares y son visitas de contacto; eso, frente a otros sistemas, es totalmente diferente, el punto de vista cultural tiene que predominar en el diseño de una cárcel. Nosotros hemos trabajado nuestro humilde proyecto de cárcel propia, que esperemos sea considerado en los próximos desarrollos. Araíz de haber profundizado nuestra relación con el exterior, hemos logrado ayuda de distintos sistemas penitenciarios del mundo; tener la consulta constante de expertos sobre sus experiencias desde el plano de la administración de la cárcel así como desde la academia es, obviamente, un placer, por un lado, pero también implica la responsabilidad de llevarlo adelante con los mejores estándares posibles. Por suerte, hemos generado muy buenas relaciones y tenemos apoyo de distintos sistemas: deAlemania, de Noruega, Canadá… Incluso, por ejemplo, nos han dado otra visión respecto del abordaje psicológico en el tratamiento penitenciario. En Argentina impera mucho el psicoanálisis, cuando los sistemas anglosajones trabajan más con lo cognitivo conductual, que me parece que son herramientas más específicas para el día a día de la cárcel, con resultados medibles y más rápidos. // “There are more and more jurisdictions that consult about the operation of the electronic bracelet... In Argentina it starts to be an interesting tool that the Judiciary is starting to see with good eyes.” functioning and we receive support to measure which is the true moral functioning and, from there, to generate effective policies to reduce violence and improve the day–to–day work of staff. It is fundamental to take the best practices of the those systems that have a successful track record and the empiric evidence to back them up and then apply them in our penitentiary system, considering our local characteristics. That means to apply the solutions for the penitentiary administrations but to adapt these to the local culture, which is done through research. This also applies to the very design of prisons. One of the pro- blems here in Argentina is that the latter two big built prison complexes have been based on North American and Spanish mo- dels. Nevertheless, the management of must take into account the characteristics of the local system, and the infrastructure we have generates some difficulties to do so. We, for example, have a lot of contact visits. All the inmates have friends and family that visit them; that, compared to other systems, is totally different. The cultural view has to predominate in the design of a prison. We have worked our own humble prison project, which we hope will be considered in the next developments. Consequently of having deepened our exterior relations, we have attained the help of different penitentiary systems of the world; having the constant advice from experts, as well as the support from the academy, is obviously a pleasure, but it also implies the responsibility to carry it forward with the best possible standards. Fortunately, we have generated very good relations and we have the support of different systems: from Germany, Norway, Canada… We have even been given, for example, another vision regarding the psychological approach in penitentiary treatment. InArgentina the psychoanalysis dominates, while the Anglo Saxon systems work more with cognitive–behavioral treatment, which seems like a more specific tool for the day–to–day in prison, with faster and measurable results. //