1 7 0   JUSTICE TRENDS //  J U N E / J U N I O 2 0 1 7 J U N E / J U N I O 2017 JUSTICE TRENDS //  1 7 1 JT: Which main obstacles were there along the way? VS: Setting–up a production inside a prison means no email or phone contact. This is challenging and requires good trustworthy relations that can operate on the ground. Furthermore, the prison is not set up with the purpose to be run as a factory. Even through the facilities are there, there are a lot of other activities during the day that must be respected and counted into the work schedule such as visits from relatives, visits from NGOs and religious institutions, events, meetings with prison officials etc. And furthermore, it is common that many women suffer from depressions and get very affected by any event taking place on the outside related to their relatives. This means that, often, the women cannot work a full eight hours a day, and it is necessary to create a payment system that remunerates them per item rather than per hour so we can also include those who might not be able to work as much. These variables can be seen as challenges but I also believe that this is what pushes the production set up to be unique as we need to invent new ways of running a production in order to make it optimal for the women, the prison system and the business of a fashion label. JT: To what extent is this project making a difference in the lives of the women who are involved in it? VS: Women are very pleased to have the opportunity to work and make a living, which can benefit both themselves and their families for good. It gives them pride to work on quality garments that will be sold worldwide and they really dedicate themselves to do a meticulous and careful production. They put their heart into it. They have all said that working is the best part about prison, because it keeps the thoughts off how much they miss their family, and it makes times fly much faster. JT: What benefits do you picture for the prison system? VS: The prison system is already doing a lot in terms of vocational training and motivation. We come in and complement their work and turn the input into a productive output. In that sense, it’s a great partnership that plays into the core mission of the prison. By having motivated and happier prisoners, you get better safety, which means a better environment for the employees who then have more energy and time to focus on rehabilitation, which again leads to better lives for the inmates. It’s about adding to the positive spiral that can lead to the best possible outcome for the inmate and her release. Our partnership with the prison system in Peru is fantastic and they are keen as well to innovate and see how they can learn from this process. It’s the first time that they cooperate with an international company. JT: ¿Cuáles fueron los principales obstáculos a lo largo de este camino? VS: Establecer una producción dentro de una prisión significa no tener ningún email o teléfono. Esto es desafiante y requiere buenas relaciones de confianza para operar sobre el terreno. Además, la prisión no está configurada con el propósito de funcionar como una fábrica. Incluso dentro de las instalaciones hay muchas otras actividades durante el día que deben ser respetadas y tenidas en cuenta en el horario de trabajo, así como visitas de familiares, visitas de ONGs e instituciones religiosas, eventos, reuniones con funcionarios de prisiones, etc. Y además, es común que muchas mujeres sufran depresiones y se vean muy afectadas por cualquier evento que tenga lugar en el exterior relacionado con sus familiares. Esto significa que, a menudo, las mujeres no pueden trabajar un total de ocho horas al día, y es necesario crear un sistema de pago que los remuneren por artículo en lugar de por hora, así que también podemos incluir a aquellos que no podrían trabajar tanto. Estas variables pueden ser vistas como desafíos, pero también creo que esto es lo que empuja a la producción a ser única, ya que tenemos que inventar nuevas formas de dirigir una producción para que sea óptima para las mujeres, el sistema carcelario y el negocio de una marca de moda. JT: ¿En qué medida este proyecto hace una diferencia en las vidas de las mujeres involucradas? VS: Las mujeres están muy contentas al tener la oportunidad de trabajar y ganarse la vida, lo que puede beneficiarles tanto a ellas como a sus familias para siempre. Les da orgullo trabajar en prendas de calidad que se venderán en todo el mundo y también dedicarse a hacer una producción meticulosa y cuidadosa. Pusieron su co- razón en este proyecto. Todos han dicho que trabajar es la mejor parte de la prisión, porque mantiene alejados los pensamientos de echar de menos a su familia, y consigue que el tiempo transcurra mucho más rápido. JT: ¿Qué beneficios representa para el sistema penitenciario? VS: El sistema penitenciario ya está haciendo mucho en términos de formación profesional y motivación. Entramos, complementamos su trabajo y transformamos la entrada en una producción productiva. En ese sentido, es una gran asociación que juega un papel importante en la misión central de la prisión. Al tener reclusas motivadas y felices, obtendrá una mejor seguridad, lo que significa un mejor ambiente para los empleados que luego tendrán más energía y tiempo para centrarse en la rehabilitación, lo que a su vez conduce a una mejor vida para los reclusos. Se trata de agregar a la espiral positiva que puede conducir al mejor resultado posible para la reclusa y su liberación. Nuestra asociación con el sistema penitenciario en Perú es fantástica y también están interesados en innovar y ver cómo pueden aprender de este proceso. Es la primera vez que cooperan con una empresa internacional. social innovation / Innovación Social JT: What led you to Peru and this country’s prisons, in the first place? VS: The number of women in prison in Peru has practically doubled in the last 15 years, with many behind bars for committing poverty–related crimes, particularly drug trafficking. Furthermore, Peru has a long tradition for alpaca and knitwear, so we use the fantastic expertise of these women and turn otherwise wasted time into skills and paid jobs, so that incarcerated women can support themselves and their children. Alpaca wool is an exclusive and sustainable materials that make beautiful garments that will last a long time. JT: How do you envision the imprisoned women that work with CARCEL? VS: We see CARCEL’s employees with the utmost respect, we trust them and we rely on their professional skills. The basis for CARCEL is to empower the women to engage in the production of high–quality fashion items for an international market, and make the best for all the stakeholders involved in the project, hence us, women, partners and customers. Many of those deprived of freedom women have children to support and are in prison in the first place because of poverty, with low educational levels. They are extremely dedicated to learn and motivated to do their best and gain dignity and pride by having something to send home to their families. We see an incredible potential in the women that work with us and we are sure that they are and will be better off, because they’re not only making a living but they’re also acquiring skills and work habits that will both foster their financial independence and contribute to a law–abiding new life as soon as each one of them is freed. Women of Cusco’s Prison, Peru / Mujeres de la prisión de Cusco, Peru JT: ¿Qué os llevó a Perú y a sus prisiones en primer lugar? VS: El número de mujeres encarceladas en Perú prácticamente se ha duplicado en los últimos 15 años, con muchas de ellas por cometer crímenes relacionados con la pobreza, en particular el narcotráfico. Además, Perú tiene una larga tradición de alpaca y géneros de punto, por lo que utilizamos la experiencia fantástica de estas mujeres y transformamos el tiempo perdido en habilidades y trabajos remunerados, para que las mujeres encarceladas puedan mantenerse a sí mismas y a sus hijos. La lana de Alpaca es un material exclusivo y sostenible que consigue hermosas prendas que durarán mucho tiempo. JT: ¿Cómo ven a las mujeres encarceladas que trabajan con CARCEL? VS: Vemos a los empleados de CARCEL con el máximo respeto, confiamos en ellos y confiamos en sus habilidades profesionales. La base de CARCEL es empoderar a las mujeres a participar en la producción de artículos de moda de alta calidad para un mercado internacional, y hacer lo mejor para todos los actores involucrados en el proyecto, es decir, nosotros, las mujeres, los socios y los clientes. Muchas de las mujeres privadas de libertad tienen hijos para sostener y están en prisión en primer lugar debido a la pobreza, con bajos niveles educativos. Están extremadamente dedicadas a aprender y motivadas a hacer todo lo posible y ganar dignidad y orgullo al tener algo que enviar a casa y a sus familias. Vemos un potencial increíble en las mujeres que trabajan con nosotros y estamos seguros de que están y estarán mejor, porque no sólo se ganan la vida, sino que también están adquiriendo habilidades y hábitos de trabajo que fomentarán una gran mejora en sus finanzas, lo que contribuirá a una vida de respeto a la ley en el momento en que abandonen ya libres la prisión. social innovation / Innovación Social