1 8 0   JUSTICE TRENDS //  J U N E / J U N I O 2 0 1 7 J U N E / J U N I O 2017 JUSTICE TRENDS //  1 8 1 HUMAN RIGHTS / DERECHOS HUMANOS JT: ¿Qué planea para el futuro? SK: Bueno, junto con African Prisons Project, porque yo trabajo con ellos... De verdad me están entrenando, porque tengo una visión y metas que perseguir en el futuro. Inicialmente, existe un plan de African Prisons Project para establecer un estudio de Abogados donde ex–reclusos – que han estudiado Derecho en prisión – puedan trabajar junto a otros expertos legales y tratar de ayudar a rendir justicia a un costo menor para los marginados.Pero, personalmente, tengo la intención de abrir una firma de abogados para ayudar a los pobres a obtener justicia y espero continuar con las campañas de abolición hasta que vivamos en un mundo sin la pena de muerte. También me apasiona ayudar a los niños de prisioneros; ellos son las víctimas inocentes de la Justicia... Tengo la intención de llegar a estos ángeles olvidados porque necesitan ser protegidos. Cuando sus padres van a la cárcel, algunos de ellos terminan en la prostitución, algunos de ellos son víctimas del sacrificio de niños en África, otros están sometidos al trabajo infantil y otros están expuestos a la trata de personas porque no hay nadie que los proteja. Otros terminan en las calles, convirtiéndose en niños sin hogar – no tienen refugio, no tienen comida, no van a la escuela... Otros son abusados sexualmente por las personas que pretenden cuidar de ellos cuando sus padres están encarcelados. Otros terminan cometiendo delitos y encontrando a sus padres en la cárcel, lo cual no rompe el ciclo de la delincuencia. Por lo tanto, quiero ayudar a los niños, y quiero abordar esa situación porque las agencias de procesamiento no se preocupan una vez que los padres son llevados a la cárcel. También planeo ayudar a las mujeres que están siendo liberadas después de tantos años de prisión, ayudándoles a reintegrarse mejor a la sociedad como madres y ciudadanas responsables, y también a seguir luchando por los derechos de las mujeres, los niños y los prisioneros. En el futuro, espero poner en marcha una empresa de Fideicomiso: Quiero ayudar a las personas que no saben invertir sus pequeñas ganancias, porque, por lo general, tenemos una cultura en la que cuando el marido muere, los familiares asumen la propiedad y la viuda y los hijos quedan sin nada. Estas son cosas que realmente tocan mi corazón. En lo que respecta a mis estudios, voy a hacer un curso que durará un año, y luego quiero también obtener un título de maestría. // firm to help the poor as well to get justice, and I hope to continue with abolition [of the death penalty] campaigns until we live in a world without death penalty. I’m also passionate about helping children of prisoners; they are the innocent victims of Justice... I intend to reach out to these forgotten angels because they need to be protected. When their parents go to prison, some of them end up in prostitution, some of them are victims of child sacrifice in Africa, others are subjected to child labour, and others are exposed to human trafficking because there is no one who protects them! Others end up on the streets, becoming homeless children – they have no shelter, they have no food, they don’t go to school... Others are sexually abused by the people who pretend to take care of them when their parents are imprisoned. Others end up committing crime and hence finding their parents in prison, which doesn’t break the cycle of crime. So,Iwanttohelpthechildren,andIwanttoaddressthatplightbecause theprosecutingagenciesdon’tcareoncetheparentsaretakentoprison. I also plan to help women who are being released after so many years in prison, helping them to better reintegrate society as responsible mothers and citizens, and also to continue to fight for the rights of the women, the children, and the prisoners. Inthefuture,IhopetostartupaTrustfirm:Iwanttohelpthepeoplewho do not know how to invest their small earnings, because usually, we have a culture in which when the husband dies, the relatives take over the property and the widow and the children are left with nothing! These are things that really touch my heart. As far as studying is concerned, I am going to do a course, which is going to be one year, and then I want to get a master’s degree as well. // HUMAN RIGHTS / DERECHOS HUMANOS the society. That was one of the reasons why I was released before my time; it was because of my good character. Also the fact that one country has rejected me when I was trying to attend a conference, just because I had a criminal past. It was the UK. One of their migration rules did not permit people with criminal records to step in the UK (if you had been in prison for more than four years). I didn’t want to stay in the UK and I wasn’t asking to be a resident... It was just a conference that I was supposed to attend but I was denied that. It doesn’t even matter to them whether you’re rehabilitated, whether you’re reformed, whether you’re helping the nation, it doesn’t matter to them! So it’s a challenge for me and I’m worried for my other fellow inmates, who are being reformed and rehabilitated, and I feel that really some exception should be engaged. But I have travelled to other European countries and I want to commend them for not being vindictive and judgmental, and for having seen a positive change in me and for seeing me as a human rights activist. I thank them for not dragging the past into my future: I’ve been to France, to Norway, to Sweden, to Romania, to Switzerland and to other African countries, and I hope to travel to other European countries. But it’s quite a challenge because when you think you’re ready to join the society again, and that you’re ready to live with people, you’re still judged by what happened.That cannot stop us from going ahead and fighting for the rights of people. JT: What do you plan for the future? SK: Well, together with African Prisons Project, because I work with them... They’re training me, actually, because I have a vision and goals to pursue in the future. Initially, there is a plan for theAfrican Prisons Project to set up a Law firm where ex–inmates, who have studied law in prison, can work alongside other legal experts and try to help yield justice at a lower cost to the marginalized. But personally, I intend to open up a Law Otro desafío fue la tecnología. ¡Eso superó mi entendimiento! Necesitaba aprender a usar un teléfono de pantalla táctil – por tantos años no supe cómo usar un teléfono! Por lo tanto, tuve que aprender a usar un teléfono, cómo utilizar una computadora. Y me di cuenta de que la gente está mucho más apegada a sus “gadgets” que a la gente. Fue todo un reto. Me enfrenté al rechazo de algunas personas que sentían que no valía la pena porque soy una ex prisionera. Y, sabes, uno se siente tan mal cuando es rechazado... porque estás totalmente transformado y rehabilitado, y estás listo para vivir en la sociedad. Esa fue una de las razones por las que fui liberada antes de mi tiempo; fue por mi buen carácter. También el hecho de que un país me ha rechazado, cuando estaba tratando de asistir a una conferencia, sólo porque tenía un pasado criminal. Fue el Reino Unido. Una de sus reglas de migración no permite a las personas con antecedentes penales entrar en el Reino Unido (si ha estado en la cárcel por más de cuatro años).Yo no quería quedarme en el Reino Unido y no estaba pidiendo ser un residente... Era sólo para una conferencia a la que se suponía que iba a asistir, pero se me negó. Ni siquiera les importa si estás rehabilitado, si estás reformado, si estás ayudando a la nación, ¡no les importa a ellos! Por lo tanto, es un reto para mí y estoy preocupada por mis otros compañeros, que están siendo reformados y rehabilitados, y siento que realmente alguna excepción debe ser comprometida. Pero he viajado a otros países europeos y quiero felicitarlos por no ser vengativos y críticos, y por haber visto un cambio positivo en mí y por verme como una activista de derechos humanos. Les doy las gracias por no arrastrar el pasado a mi futuro: he estado en Francia, en Noruega, en Suecia, en Rumania, en Suiza y en otros países africanos, y espero viajar a otros países europeos. Pero es un gran desafío, porque cuando piensas que estás listo para unirte a la sociedad otra vez, y que estás listo para vivir con la gente, todavía eres juzgado por lo que pasó. Eso no puede impedirnos seguir adelante y luchar por los derechos de las personas. Susan Kigula representing African Prisons Project at the 6th World Congress Against the Death Penalty Susan Kigula representando a African Prisons Project en el 6º Congreso Mundial contra la Pena de Muerte