3 8   JUSTICE TRENDS //  J U N E / J U N I O 2 0 1 7 J U N E / J U N I O 2017 JUSTICE TRENDS //  3 9 EUROPE / EUROPA JT : InFebruary2017,aninmateinoneofNorway’shigh–security prisons was killed by a fellow inmate. It was the first murder of an inmate in a Norwegian prison since 1982. Assumptions of staff shortage due to budgetary constraints were on the table… What are your comments both on this incident and on the aforementioned assumptions? MV: Fortunately, incidents of this nature happen very rarely. It is a deeply tragic incident, and my thoughts are with the persons close to this inmate, who was killed. Preventing violence between inmates, and violence against staff, is a topic to which we give great emphasis – how can we prevent such incidents from happening and how should the following–up be organized? Our ambition is to prevent violent incidents, but we can never guarantee that they will not occur. I think if you were to guarantee it – just to say it rhetorically – then, perhaps, you should put each and every inmate in single cells without the possibility of human contact. Then, again, we do not think that this will prevent recidivism, we do not think that it is a good idea at all. When it comes to this specific incident, we are still looking into every detail. I will also give credit to the staff at the prison where the murder happened, who have done a great job in the aftermath. I went to the prison just a couple of days after the incident, and I was moved by the way they have worked it through in the prison: they have had debriefings, not only with the staff but also with the all other inmates who were present at the scene. The level of staff at the time of the killing was according to plans, but I would like to emphasize that we are still conducting investigations about what happened. I can understand that it can be tempting for someone to use such a tragic event to point out that we have had some reductions in the budgets in the last years, but I would be reluctant to do so. As a Director General, of course, I will never claim, that we could not have done even more, if we had had more resources, and I certainly find it challenging to have these reductions in my budget every year. Having said that, I think that compared to many other countries we have a high ratio of staff: the numbers, in 2015 on an aggregated level, show that we had 106 staff per 100 inmates. En cuanto a este incidente específico, todavía estamos buscando en cada detalle. También daré crédito al personal de la prisión donde ocurrió el asesinato, quienes han hecho un gran trabajo con las secuelas del incidente. Fui a la prisión apenas un par de días después del incidente, y me emocionó la forma en que lo han trabajado en la prisión: han tenido sesiones de información, no sólo con el personal sino también con todos los demás presos que estaban presentes en la escena. El nivel de personal en el momento del asesinato estaba de acuerdo con los planes, pero quisiera enfatizar que todavía estamos realizando investigaciones sobre lo que sucedió. Puedo entender que puede ser tentador para alguien usar un evento tan trágico para señalar que hemos tenido algunas reducciones en los presupuestos en los últimos años, pero sería reacia a hacerlo. Como Directora General, por supuesto, nunca reclamaré, que podríamos haber hecho más si hubiéramos tenido más recursos, y ciertamente encuentro desafiante tener estas reducciones en mi presupuesto cada año. Dicho esto, creo que comparado con muchos otros países tenemos una alta proporción de personal: los números, en 2015, a nivel agregado, muestran que teníamos 106 empleados por cada 100 reclusos. “We run a monopoly business, so we need to be challenged, to talk with others and to benchmark to make sure that we perform our complex task in the best way possible.” “Tenemos un negocio de monopolio, por lo que tenemos que ser desafiados, hay que hablar con los demás y buscarnos referencias para asegurar que realizamos nuestra compleja tarea de la mejor manera posible.” JT: En la actualidad, ¿qué desafíos reconoce usted en el servicio correccional noruego? MV: Yo diría que hay dos grandes desafíos: la falta de capacidad penitenciaria y el estado de muchas de nuestras prisiones. Hemos tenido una falta de capacidad durante mucho tiempo, algo que ha resultado en la construcción de una lista de espera, una cola de prisión. Sé que muchos otros países no aceptarían una cola de prisión, sino que sobrepasarían sus prisiones. Hemos decidido que no queremos comprometer nuestros estándares, así que no sobrecargamos. En su lugar, decimos “De acuerdo, tienes que esperar tu turno y volver más tarde para cumplir tu condena”. Obviamente no es una solución muy buena, no para el condenado – él o ella quiere seguir con sus vidas – y es importante que la respuesta llegue muy rápidamente después de la decisión. También por el bien de la sociedad como tal, y para las víctimas de los crímenes, realmente preferiría ver que no tenemos una cola de prisión. La cola de la prisión es la razón por la que hemos alquilado capacidad en los Países Bajos. Tenemos algunos progresos muy positivos en esta materia, y hay planes para construir dos nuevas prisiones, y otras dos están actualmente en ampliación. También hemos aumentado el uso del monitoreo electrónico (EM), lo que significaque lasentenciaseejecuta en elhogar, pero bajo un régimen estricto con un seguimiento cercano del servicio correccional. La tasa de reincidencia después de EM es muy baja. Esperamos que el aumento previsto de la capacidad penitenciaria coincida con el tiempo necesario para abandonar los Países Bajos. JT: Presently, which challenges do you acknowledge in the Norwegian correctional service? MV: I would say there are two major challenges: lack of prison capacity and the state of many of our prisons. We have had a lack of capacity for a long time, something which has resulted in the building up of a waiting list, a prison queue. I know that many other countries will not accept a prison queue, but instead overcrowd their prisons. We have decided that we do not want to compromise with our standards, so we do not overcrowd. Instead we say “OK, you have to wait your turn and come back later for serving EUROPE / EUROPA I would also like to mention one other thing about the way we are organized, which I actually think it is a success factor for us: I am so lucky that I have both the probation service and the prison service under my directorate. This enables us to see sentences executed in prison and in society as a seamless process with the convicted person in the centre of our attention. The prisons and the probation officers share the same vision and goals. This helps us to keep focused on what we are here for! I am fully aware that there are many ways of organising the correctional service, but there needs to be a very close cooperation between the prisons and probation officers, regardless of the organization model. One other crucial success factor is competent and devoted staff: we put a lot of emphasis on giving our staff a proper training, and all prison officers are trained at the same place, The University College of Norwegian Correctional Service, in Lillestrøm. Recruits undergo a two–year education, where the consciousness about ethics, attitudes and a humanistic approach plays a central role. Prison officers have a key role in making the inmates wanting to choose to live a life free of crime after completing their sentence. We look upon them as “agents of change”. Compared to many other countries, we have a high ratio of staff. It is important to note that the notion of reintegration is present throughout the correctional service, and that our highly qualified prison officers, workshop overseers, reintegration coordinators, probation officers etc. therefore play an important part in the reintegration process. reciben los servicios del mismo proveedor que todos los demás. El modelo de importación también permite a los funcionarios de prisiones centrarse en su tarea principal de motivar a los presos y equilibrar el control, y ayudar a la función en lugar de hacer tareas que otros profesionales están mejor preparados para hacer. También quisiera mencionar otra cosa acerca de la forma en que estamos organizados, que en realidad creo que es un factor de éxito para nosotros: tengo mucha suerte de tener tanto el servicio de libertad condicional como el servicio penitenciario bajo mi dirección. Esto nos permite ver las sentencias ejecutadas en la cárcel y en la sociedad como un proceso sin problemas, con el condenado en el centro de nuestra atención. Las prisiones y los oficiales de libertad condicional comparten la misma visión y objetivos. ¡Esto nos ayuda a mantener el foco para que estamos aquí! Soy plenamente consciente de que hay muchas maneras de organizar el servicio correccional, pero es necesario que exista una estrecha cooperación entre las prisiones y los oficiales de libertad vigilada, independientemente del modelo de organización. Otro factor crucial de éxito es el personal competente y dedicado: ponemos mucho énfasis en dar a nuestro personal una formación adecuada, y todos los oficiales de prisiones son entrenados en el mismo lugar, el Colegio Universitario del Servicio Correccional de Noruega, en Lillestrøm. Los reclutas se someten a una educación de dosaños,dondelaconcienciasobrelaética,lasactitudesyunenfoque humanista juega un papel central. Los oficiales penitenciarios tienen un papel clave en hacer que los presos quieran elegir vivir una vida libre de delitos después de completar su condena. Los consideramos “agentes del cambio”. En comparación con muchos otros países, tenemos una alta proporción de personal. Es importante señalar que la noción de reintegración está presente en todo el servicio correccional y que nuestros funcionarios penitenciarios, supervi- sores de talleres, coordinadores de reintegración, agentes de libertad condicional, etc., altamente calificados, desempeñan, por lo tanto, un papel importante en el proceso de reintegración. JT: En febrero de 2017, un preso en una de las cárceles de alta seguridad de Noruega fue asesinado por un compañero preso. Fue el primer asesinato de un preso en una prisión noruega desde 1982. Supuestos de escasez de personal debido a restricciones presupuestarias estaban sobre la mesa... ¿Cuáles son sus comentarios tanto sobre este incidente como sobre los supuestos antes mencionados? MV: Afortunadamente, incidentes de esta naturaleza ocurren muy raramente. Es un incidente profundamente trágico, y mis pensamientos están con las personas cercanas a este preso que fue asesinado. La prevención de la violencia entre reclusos y la violencia contra el personal es un tema al que damos gran énfasis, ¿cómo podemos evitar que ocurran tales incidentes y cómo debe ser organizado el seguimiento? Nuestra ambición es prevenir incidentes violentos, pero nunca podemos garantizar que no ocurrirán. Creo que si usted lo garantizara – sólo decirlo retóricamente – entonces, tal vez, debería poner cada uno de los reclusos en celdas individuales sin la posibilidad de contacto humano. Por lo que, una vez más, no creemos que esto evite la reincidencia, no creemos que sea una buena idea, en absoluto. The Halden prison jogging trail is dotted by benches and stone chessboards El sendero de jogging de la prisión de Halden está punteado de bancos y tableros de ajedrez de piedra One of the private cells at Norway’s Halden prison / Celda privada en la prisión noruega de Halden